“Las fuerzas naturales que se encuentran dentro de nosotros mismos son las que verdaderamente curan las enfermedades” (Hipócrates)

La Acupuntura y la Medicina Tradicional China

La Medicina China, medicina ancestral originaria de la antigua China, ha perdurado y ha evolucionado a lo largo de la historia. Durante la segunda mitad del s. XX, esta terapia ha ido introduciéndose en los países occidentales y ha obtenido una gran aceptación entre los usuarios de estos países, que han encontrado en ella una medicina diferente, nada agresiva y muy preventiva, mediante la cual se obtienen resultados rápidamente y de manera eficaz.

La Medicina China es una terapia holística, ya que entiende que no existen enfermedades sino enfermos y tiene en consideración no sólo lo que sucede en el órgano afectado, sino también lo que sucede en el organismo, la manera de manifestarse, cómo responde a las influencias externas y a los estímulos del entorno.

Paisaje a tinta chin

C/ Pintor Sorolla Nº 2 Posterior Local10

Parque Estoril II

28933

Móstoles

Madrid

Información de contacto:

Teléfono: 91-126-93-77

Móvil: 691-48-96-31

Correo: hanaacupuntura@hotmail.com

www.hanaacupuntura.com

 

Medicina Tradicional China, Shiatsu, Acupuntura, Moxibustión, Auriculoterapia,

Fitoterapia, TaiChi, QiGong

Dibjo clásico de la ubicación de los puntos del meridiano de CorazónDibujos clásicos de indicación de los puntos de los meridianos Du Mai y Ren Mai

Los pilares básicos de la medicina china son la Teoría del Yin y el Yang y la Teoría de los Cinco Elementos.

 

Los principios y las premisas de la medicina china se extraen directamente de la filosofía tradicional taoísta, la escuela del pensamiento más antigua y singular de China. La mayor premisa de la teoría medicinal china es que toda forma de vida del universo es animada gracias a una energía vital denominada "Qi". El "Qi", sustancia fundamental del organismo y del universo, impregna y penetra la totalidad del cosmos. La digestión, por ejemplo, extrae "Qi" de la comida y la bebida y lo transporta por todo el organismo, la respiración extrae "Qi" del aire en los pulmones. Cuando estas dos formas de Qi se reúnen en la sangre, el Qi circula como energía vital por los meridianos o canales energéticos.